Tipos de Vino

Aunque existen diversas maneras de clasificar los vinos, la siguiente es una de las más usadas

Vino Tranquilo

 

Este es el vino en el que todos pensamos cuando oímos la palabra “vino”. Cuando vamos a un restaurante y pedimos un vino de la casa, o un Rioja, de hecho hasta un vino peleón, es también un vino tranquilo. Se le llama tranquilo porque no es espumoso ni gaseoso. Pueden tener entre el 8 y el 15º de alcohol, aunque la gran mayoría está entre los 11 y los 14º.

 

Vino Espumoso

 

 

 

Este tipo de vino es aquel en el que las burbujas de gas de dióxido de carbono están presentes. Su ejemplo más conocido es el champagne francés, elaborado a través del método Champenoise, aunque cabe recalcar que, sobretodo en tierras catalanas, existe otro gran exponente de este tipo de vino, el Cava.

 

También se les conoce como Vinos de Aguja o Espumantes.

Vino Generoso

A este tipo de vino, durante su proceso de elaboración se le incorporan procesos especiales para que su graduación alcohólica y estabilidad aumenten. Pero aún y así, es un derivado 100% de la uva, ya que la técnica más utilizada es la añadidura de Brandy, otro derivado de la uva. Los dos máximos exponentes de estos vinos son el Jerez y el Oporto.

También se les conoce como Vinos Fortificados o Fortalecidos.